Mayte y Miguel

Nunca sabes cuándo la vida te va a presentar a alguien con quien quieres compartir todo tu tiempo. El amor no es solo cosa de dos, y en este caso, Mayte y Miguel nos hicieron descubrir que esto no depende solamente de las dos personas que se van a casar, y que la familia también tiene mucho que aportar.

Una de las ceremonias más emotivas que hemos podido presenciar. Dos personas que no dejaban de soltar lágrimas de emoción con cada palabra de sus hijos, y que asumían, con alegría, que esta nueva vida no solo les unía a ellos dos.

Una fiesta tranquila con su familia y amigos más cercanos, con un ritmo relajado para saborear cada momento.

Para nosotros ha sido una experiencia reveladora conocer a Mayte y Miguel y ver cómo la ilusión del amor puede llegar en cualquier momento.

Los comentarios están cerrados.